18 octubre, 2009

La familia el matrimonio y la homosexualidad

Jornadas de bioética y comunicación
La familia, el matrimonio y la homosexualidad.
P. Andrés Tello Cornejo - Capellán del Hospital Alvarez – Secretario Comisión episcopal de Pastoral de la salud.

Es un tema candente con la ley que acaba de ser sancionada y promulgada, que ha traído un gran debate entre la federación gay-lesbiana y otras asociaciones de familia y de bien común, miembros del ámbito educativo en un período demasiado corto.
El estado no puede desconocer lo que sucede en su territorio. El amor humano no es propio de un determinado sexo. Los derechos humanos deben defender los derechos de todo ser humano.
El hecho de que la unión entre personas del mismo sexo no sea penado, que no se discrimine a la persona homosexual en su ámbito laboral, social, que se deba defender sus derechos no implica que se deba otorgarles la categoría de matrimonio a su unión.
En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires se les dio personería jurídica de unión civil. Es demasiado cambiar toda la organización. El matrimonio existió desde siempre. Hasta hace pocos años no había ningún país que les diera estatuto de matrimonio a las personas del mismo sexo. En Suecia el tema llevó tres años de debate para pensar y legislar. ¿Cuál era el apuro para sancionar una ley en dos o tres meses de debate?
El matrimonio es una institución fundada entre un varón y una mujer. ¿Hay discriminación si el estado prohíbe el casamiento entre personas del mismo sexo? Puede darse un marco legal más adecuado.

Adopción y fecundación asistida
Muchas asociaciones de homosexuales y lesbianas se cuestionan por qué habiendo tantos chicos que necesitan se adoptados no se los dan a ellos, que estarían mucho mejor que con padres golpeadores o adictos. Hay que comparar una mala pareja heterosexual con una mala pareja homosexual, y bueno con bueno.
El sistema institucional es muy lento y la lista de espera muy grande.
¿Qué pasa con un niño que es adoptado por una pareja homosexual, aunque sean buenas personas, y el niño ve que duermen en la misma habitación? ¿qué pasa en la cabeza de ese niño? Por eso el lema de la marcha que se hizo el 13 de julio, justo un día antes de la votación era: tenemos derecho a un papá y a una mamá. No hay estudios suficientes sobre los niños adoptados por parejas del mismo sexo.
Una pareja de lesbianas necesita de un espermatozoide para poder tener un hijo; una pareja homosexual necesita de un óvulo y además de un vientre. ¿es ésta la manera de traer hijos al mundo? ¿quién habla del niño que va a nacer?
El tema del matrimonio homosexual surgió de una interna de las organizaciones homosexuales. La función de la ley es la de tutelar bienes. Había temas de mayor urgencia, como por ejemplo en el ámbito jubilatorio el 82% del salario móvil. Se le da prioridad a proyectos de ley que no respetan el interés de la mayoría del país, como podría se el problema en el interior del país del agua potable, la vacunación, y otras prioridades que se necesitan. El estado no está respondiendo al bien común sino está promulgando leyes sectoriales, estamos viendo como las dictaduras de las minorías que imponen sus necesidades al resto de la población.

Una última consideración: algunos miembros en el ámbito del debate hacen una fuerte crítica contra la Iglesia católica. Tomos tenemos derecho a participar. Aquellos que luchan contra la discriminación son los que más discriminan. La tradición cultural latina hispana tiene un sustrato en la cultura del pueblo religioso. En el debate teológico-bíblico, se tiene en cuenta la Voluntad del Creador. Me gustaría que la ley prevea la objeción de conciencia para los funcionarios públicos, en el libre ejercicio de las actitudes acorde a su conciencia, pero ahora incurre en delito si no casa a parejas del mismo sexo. El Código Civil no discrimina cuando habla de varón y mujer, respetando la ley natural.

El Estado no debe prohibir las uniones del mismo sexo
Se modificó el Art. 172 y donde decía varón y mujer sea ahora “los contrayentes”.

Si el matrimonio es creación cultural y no natural, se rompe la figura del matrimonio base que debe respetar. Esta ley responde al interés de una minoría dentro de una minoría. No todos los homosexuales quieren casarse. No se sienten representados por estos grupos intolerantes y agresivos en su modo de expresarse.

En Estados Unidos cuando surgió el Sida, los padres que se enteraban del tema de la enfermedad porque sus hijos morían y allí descubrían que eran homosexuales. Los obispos sacaron un documento pastoral “Siempre serán nuestros hijos”, donde pedían que los padres y pastores cuidaran y miraran a estos hijos enfermos, que no los reprimen, que no los alejen de la familia, que siguen siendo sus hijos.

Aunque la Iglesia repruebe los actos homosexuales, las personas homosexuales no son discriminadas sino miradas como hijos invitados a participar de la gran familia de la Iglesia católica, los instaba a reflexionar y recibir con cariño, a tratar de vivir de una manera ordenada su sexualidad, sabiendo que hay un tiempo para cada cosa.

Que la familia siga siendo maestra en el tema de la educación de sus hijos.

No hay comentarios.: